miércoles, 13 de mayo de 2009

LAS METAS Y LAS FUNCIONES DE LAS FINANZAS (Parte I)

La creación del valor
El objetivo de una compañía debe ser crear valor para sus accionistas. El valor se representa por el precio en el mercado de las acciones comunes de la empresa, lo cual, a su vez, es una función de las decisiones sobre inversiones, financiamiento y dividendos de la organización.
La creación del valor ocurre cuando usted hace algo para sus accionistas que ellos no pueden hacer para ellos mismos.
La maximización de las utilidades en comparación con la creación del valor
La maximización de ganancias por acción no es un objetivo completamente apropiado, en parte porque no especifica el momento oportuno o la duración de las ganancias o recuperaciones esperadas.
Otra carencia del objetivo de maximizar las ganancias por acción es que no toma en cuenta el riesgo o incertidumbre de la corriente potencial de ganancias. Por último, un objetivo de ganancias por acción no toma en cuenta cualquier dividendo que pudiera pagar la compañía. El precio en el mercado de las acciones de una organización representa el valor que los participantes en el mercado dan a la compañía.
Problemas de los intermediarios
Los objetivos de la administración pueden ser diferentes a los de los accionistas de la empresa. Se puede pensar en la administración como en un intermediario o agente de los propietarios. Los accionistas, con la esperanza de que los agentes actuarán en beneficio de los mejores intereses de los accionistas, delegan la autoridad para tomar decisiones. Los principales en nuestro caso, los accionistas, pueden cerciorarse de que el agente (la administración) tomará decisiones óptimas sólo si se dan los incentivos apropiados y sólo si se vigila al intermediario.
También surgen problemas de intermediación en acreedores y tenedores de acciones con diferentes objetivos, lo cual provoca que cada parte desee vigilar a las otras. De manera similar, otros interesados, empleados, proveedores, clientes y comunidades pueden tener diferentes agendas y desearán vigilar el comportamiento de los tenedores de acciones y la administración.