domingo, 23 de noviembre de 2008

METAS DE LA ADMINISTRACIÓN FINANCIERA (Parte I)

Suponiendo un ámbito restringido a los negocios lucrativos, la meta de la administración financiera es ganar dinero o añadir valor a la empresa para los propietarios. Desde luego, ésta es una meta un poco vaga, se examinará algunas formas distintas de formularla a efectos de contar con una definición más precisa, lo cual es importante porque conduce a una base objetiva para la toma y evaluación de las decisiones financieras.
METAS POSIBLES
Si interesa considerar las posibles metas financieras, podríamos sugerir algunas ideas como las siguientes:
• Supervivencia
• Evitar la reorganización financiera y la quiebra
• Derrotar a la competencia.
• Maximizar las ventas o la participación de mercado
• Minimizar los costos
• Maximizar las utilidades
• Mantener un crecimiento uniforme de las utilidades

Estas son solo algunas de las metas que se podrían enlistar. Además, en su calidad de meta, cada una de estas posibilidades presenta ciertos problemas para el administrador financiero.
Por ejemplo, es fácil incrementar la participación de mercado o la venta unitaria. Todo lo que se tiene que hacer es disminuir los precios o relajar los términos de crédito. De manera similar, siempre se puede reducir los costos deshaciéndose de de ciertas cosas, como la investigación y el desarrollo; se puede evitar la quiebra no solicitando dinero en préstamo o no asumiendo nunca ningún riesgo, y así sucesivamente.